Blogia
jgmciencias

Reconstruyen un fósil de pingüino de 25 millones de años atrás.

Pingüinos en su compleja actividad.

Después de 35 años, un fósil de pingüino ha sido por fin reconstruido completamente, dando a los investigadores nuevos datos sobre ladiversidad de los pingüinos prehistóricos.


Los huesos fueron recolectados en 1977 por elpaleontólogo Ewan Fordyce, de la Universidad de Otago, en Nueva Zelanda. En 2009 y 2011, Dan Ksepka, profesor de ciencias atmosféricas, marinas, y de la tierra, en la Universidad Estatal de Carolina del Norte, y Paul Brinkman, del Museo de Ciencias Naturales de Carolina del Norte, viajaron a Nueva Zelanda para ayudar en lareconstrucción del fósil de pingüino.


Los investigadores le han dado el nombre de Kairuku, una palabra maorí que se traduce aproximadamente como "el que se zambulle y regresa con comida". Ksepka estaba interesado en el fósil porque la forma corporal de éste es diferente a la de cualquier otro pingüino conocido, vivo o extinto. También estaba interesado en la diversidad de las especies de pingüinos que durante el período Oligoceno, hace unos 25 millones de años, vivieron en lo que hoy es Nueva Zelanda.

En aquella época, la ubicación era estupenda para los pingüinos en términos de alimentación y seguridad. La mayor parte de Nueva Zelanda estaba bajo el agua por aquel entonces, existiendo sólo islas aisladas y rocosas que mantenían a los pingüinos a salvo de depredadores potenciales y les daban una fuente de alimento abundante.

El Kairuku...

El Kairuku representa una de al menos cinco especies diferentes de pingüinos que vivieron en Nueva Zelanda durante el mismo período. La diversidad de especies es parte de lo que hizo difícil la reconstrucción, y a esto se sumó el físico único del pingüino.

Los investigadores reconstruyeron al Kairuku a partir de dos fósiles distintos, usando el esqueleto de un Pingüino Rey actual como modelo. El resultado es un pingüino de gran tamaño (de unos 130 centímetros de altura, o 4 pies con 2 pulgadas) provisto de un pico alargado y aletas también largas, que sin duda fue el más grande de entre las cinco especies de pingüino que eran comunes en la zona durante aquella época.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

3 comentarios

Marta Prego Nieto -

Es bastante ilusionante poder saber como eran los animales hace tantísimos años. Por un momento nos permite vislumbrar algo tan lejano y que a la misma vez es nuestro, tuyo y mío. Ese pasado tan lejano que ha influido tanto en nuestro presente. Y aunque ahora esté en mi casa, con mi ordenador y mis 'blue jeans' no dejo de ver a ese pingüino al lado mía.

Amparo García Escudero -

Cosas como esta ayudan a que poco a poco se vaya reconstruyendo la historia de nuestro planeta y así poder conocer todas las ramas evolutivas en las que derivan las actuales especies

Sergio Muñoz -

Continuamos sabiendo cada día mas sobre la evolución, en un futuro espero que podamos saber sobre todas las especies que habitaban la tierra antiguamente ya que poco a poco se esta consiguiendo.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres