Blogia
jgmciencias

Pubertad Precoz

La pubertad precoz, un enigma con sello femenino

Ocurre mucho más entre las chicas, pero no se sabe por qué

  • En más del 70% de los casos el anticipo de esta etapa del desarrollo ocurre por causas desconocidas

  • Entre los varones, el problema suele estar asociado a patologías orgánicas

El adelanto de la pubertad, esa etapa en la que las hormonas entran en ebullición para poner a punto el desarrollo sexual en los chicos, suele ser más común entre las chicas. Sin embargo, el mecanismo por el que este acontecimiento de anticipa sigue siendo, en la mayoría de los casos, un enigma para la ciencia.

"Las niñas son las más afectadas por la pubertad precoz. Pero en el 70% de los casos se debe a causas desconocidas, aunque sabemos que las razones ocurren debido a procesos que se inician en el cerebro", explicó a LA NACION el doctor Sergio Ojeda, director de la División Neurociencias del Centro Nacional de Investigación en Primates de Oregon, un instituto en los Estados Unidos afiliado a la Universidad de Salud y Ciencia de Oregon.

De visita en nuestro país para asistir al simposio internacional "Adrenarca y pubertad humana", que finalizó ayer en esta ciudad, Ojeda disertó sobre su tema de investigación desde hace 33 años: cómo actúan las neuronas que disparan la pubertad y cómo se comunican entre sí.

"En cambio, en el varón, la mayoría de los casos de pubertad precoz ocurre por lesiones cerebrales que se pueden distinguir, como los traumatismos, los tumores, las radiaciones o los quistes –comparó–. En las niñas, la mayor cantidad de los casos debe tener una explicación genética, ya que hay genes que se activan prematuramente por razones que no entendemos. Ahora, ¿cuáles son esos genes? Eso es lo que queremos saber."

"En la pubertad, se manifiestan claramente signos que indican el inicio del desarrollo de la madurez sexual en ambos sexos", explicó la doctora Alicia Belgorosky, integrante del Laboratorio de Investigación del Hospital de Pediatría Juan P. Garrahan y directora del simposio. Según la investigadora, en nuestro país, ese adelanto de esa etapa del desarrollo ocurre con mayor frecuencia en las nenas y sin una patología orgánica que la origine, a diferencia de lo que pasa en los varones.

Para poder descifrar este "enigma", el doctor Ojeda, un veterinario egresado de la Universidad Austral de Valdivia (Chile), realiza con su equipo estudios en ratas, ratones, monos y humanos.

"Estudié Veterinaria porque era la disciplina que mejor oportunidad me daba para poder seguir una carrera de investigación en ciencias biológicas", comentó. Ya a los 19 años comenzó a trabajar en Valdivia con un investigador que, más adelante, descubrió en los Estados Unidos el factor producido por el cerebro que desencadena la pubertad.

Su orgullo, más de tres décadas después, es haber encontrado en ratas y monas una proteína, la TTF1, que regula la expresión de genes en distintas células del hipotálamo, la porción del cerebro que controla el desarrollo sexual. En ambos animales, cuyos procesos son los más parecidos al ser humano, encontraron que la TTF1 había aumentado durante la pubertad.

"Con esa información hicimos un modelo experimental en ratonas, en las que ya nacidas eliminamos la proteína del ADN –dijo Ojeda–. Observamos que cuando la eliminamos selectivamente de las neuronas, se retrasa la pubertad de los ratones hembras, en las que también se acorta el período reproductivo. Es como si tuvieran una menopausia acelerada."

Ahora, el equipo de investigación utiliza estos resultados para estudiar si hay genes que se comportan como la TTF1 y que podrían participar en la regulación del proceso puberal. Otros grupos, en tanto, investigan si existen sustancias químicas en el ambiente capaces de inducir la pubertad precoz. "Esto nos podría explicar si hay un enlace entre los factores ambientales y el adelanto de pubertad, especialmente en las niñas", indicó Ojeda.

Para el investigador, que afirma que la pubertad está controlada por una jerarquía de genes, es indispensable el trabajo interdisciplinario para descifrar este enigma genético. Así, su laboratorio ya trabaja con científicos de Alemania y Brasil, a los que acaban de sumarse argentinos del Hospital de Niños Ricardo Gutiérrez y también lo harán del hospital Garrahan, que estudiarán genes eventualmente involucrados en el ADN de pacientes con pubertad precoz.

Existen mutaciones en los genes probadas en ratones que, según Ojeda, producen una infertilidad absoluta en las hembras, pero que no afectan al macho. "Esto quiere decir que en la hembra, y por extensión en la mujer, la selectividad y la sensibilidad genética mucho mayor que el macho –explicó el investigador–. Y esto tiene sentido, ya que en cada ciclo se produce un solo óvulo contra millones de espermatozoides, por lo que el control debe ser más preciso para que el organismo se pueda asegurar de que ese óvulo será fecundado."

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres